como perder peso

Consejos para perder Peso. El ejercicio de la onza de chocolate

Querido lector,

Si desea bajar de peso rápido, sin duda usted ya sabe que debe:

  • Dejar de tomar azúcar y almidones
  • Comer proteínas, vegetales y grasas buenas en cantidades limitadas
  • Practicar deportes 3 veces a la semana.

Pero hay algo que ha tal vez no ha pensado.

Conseguir bajar de peso, empieza antes de que se encuentre frente a su plato de comida.

La pregunta es simple: le da usted a la  comida y al hecho de comer todo el valor que se merece?

En los anuncios de televisión para productos ya preparados nos venden un mundo moderno y conectado que va a doscientos por hora. Paquete de fideos, agua, hop! dos minutos de microondas ... Gling! está listo, cómetelo en el mismo envase de plástico recalentado en el micro. Hummmm??

Si no quiere ganar peso, debe hacer de la comida un momento especial.

Vamos a ser “cursis”: mediante la preparación de una preciosa mesa, por ejemplo, poniendo un hermoso mantel, bonitos cubiertos, copas (o simplemente pequeños detalles que te hacen feliz al verlos o tocarlos). Y por qué no preceder a la comida con un momento de música o silencio, para crear un espacio de paz y alejarse por un momento del torbellino de la vida "normal"?

Antiguamente antes de sentarse a comer, de recitaba una oración para agradecer a Dios por el alimento diario, pero también permitía  brevemente admirar lo que estaba sobre la mesa, y presentar nuestro respeto a los alimentos y a quien los había preparado.

En la isla de Okinawa, famosa por ser uno de los lugares del mundo con el mayor número de centenarios en buen estado de salud, los ancianos tienen la norma de no sentarse nunca a la mesa con estrés.

Ellos creen que esto interrumpiría su relación con la comida.

Hay otras pequeñas estrategias que pueden ayudar a limitar nuestro consumo de calorías. En primer lugar, beber un vaso lleno de agua o jugo de tomate en vez de aperitivo alcohólico. Antes de la comida, tiene un efecto saciante.

Comer una gran ensalada o un plato de sopa que tendrá el mismo efecto.

Sirva los alimentos más calóricos en pequeñas porciones en platos pequeños, todo parecerá más grande.

Sabe que el sabor de las especias acelera la sensación de saciedad.

Para cocinar, utilizar el aceite sólo si no se puede hacer otra cosa al vapor, caldos cortos, plancha o wok.

Por último, tome su tiempo (la duración óptima de una comida se estima en 45 minutos). Un estudio del Journal of the American Dietetic Association encontró que las personas que  comen lentamente absorben 66 calorías menos por comida.

Una comida es un viaje

Una comida, no es sólo meter algo (cualquier cosa) en la parte posterior de la boca.

Es el momento de una meditación centrada en la apreciación de la belleza que existe en de la naturaleza y el poder de la relación entre el hombre y el medio. Ver realmente lo que hay en su plato. Imagínese lo que tuvo como energía, ese trabajo, con tanto talento como ingenio humano, para tener en nuestra mesa un delicioso aceite de oliva que rocía su ensalada o un maravilloso vino tinto mezclándose en su paladar.

Oler, masticar lentamente (cada bocado debe masticarse al menos 20 veces, lo ideal es 35 veces), paladear el bocado un momento antes de tragar. Tome bocados pequeños. La revista American Journal of Clinical Nutrition encontró que las personas que consumen grandes bocados tienen un 52% más de calorías por comida que aquellos que hacen bocados pequeños y mastican mucho.

Y todavía hay un montón de otras cosas que hacer para no precipitarse:

  • No ponga su comida en la mesa! Prepare su plato en la cocina, y luego llevelo a la mesa del comedor. Un estudio publicado en la revista Obesity encontró que si se sienta delante de un buffet bien surtido, la gente come un 35% más durante la comida.  Cuando se ven obligados a levantarse para ir a la cocina a servirse se come menos.
  • Escuchar a su cuerpo cuando dice que siente lleno: no se sienta obligado a terminar el plato. Permítase no comer si ya no tiene hambre, saltarse una comida de vez en cuando, o  hacer una "micro-comida".

Y podemos ir más allá ...

El ejercicio de la onza de chocolate

Le propongo ahora hacer un ejercicio: todos vamos a comer un pedazo de chocolate.

Se lo advierto: Es un viaje.

Aquí vamos :

"Sientese sin que le molesten. Cortar un trozo de chocolate y mirarlo. Contemplar el tamaño, forma, color, textura, todos los pequeños detalles…

"Tómelo  entre el pulgar y el índice y disfrute de su peso, su tacto frío. Examinelo por todos  los lados. Sienta cómo se licua suavemente contra las yemas de los dedos,. "

"Acerquelo a la nariz y respire. Aromas de cacao ascienden como  un deleite para sus fosas nasales y el bulbo olfatorio. Su cerebro decodifica esta información y ya ha sido enviada en respuesta una sensación de alegría. Respirar varias veces lentamente, para disfrutar de su aroma. "

"Pongalo  ahora encima de su lengua, y no haga nada más que sentir su volumen entre su lengua y el paladar, sentir su tacto un poco frío ... Darse cuenta de que empieza a derretirse. Y allí, su paladar empieza a obtener diferentes sabores: amargo, dulce chocolate negro praliné ... Pregúntese: ¿qué parte de su lengua saborea los más intensos? Tomar conciencia del cambio en la estructura de su bocado de chocolate, de "duro" a "suave" o "líquido".

"Masticar lentamente, escuchando los maravillosos sonidos que resuenan en la boca, amplificados a través de su cráneo. En la retronasal está planeando su nuevo aroma,  acentuado por el calor los sabores se desarrollan. Disfrutar bien hasta el final, hasta que no quede rastro. Por último, tome un momento para recordar que todas estas sensaciones: visuales, táctiles, olfativas, auditivas, gustativas. "

Si mira su reloj verá que han pasado más de 10 minutos. Solo ha comido un pequeño trozo… pero quién sabe lo lejos que le llevó.

Hasta Pronto!!

SUBIR